EL SINDICATO SE REUNIÓ CON CONCEJALES Y LA «MULTISECTORIAL POR EL AJUSTE»

Concejales de los distintos bloques políticos y un representante de la «Multisectorial por el ajuste», respondieron a una invitación del Sindicato de Trabajadores Municipales y concurrieron a un encuentro para exponer y debatir miradas sobre el conflicto que mantiene el gremio y el Departamento Ejecutivo por la negociación paritaria.

El titular del STMO, José Salvador Stuppia recibió a los presentes con un discurso para hacer referencia a la problemática de los salarios municipales, expuso las necesidades que tienen los trabajadores y el agravante de la llegada de las boletas de servicios públicos.  

Se refirió a la negociación que se lleva a cabo, la conciliación que está vigente hasta el día viernes y propuso a los concejales hacer aportes para resolver esta situación.

Con precisión y a propósito de la presencia de los ediles, hizo un pedido de crear en el ámbito del Concejo, una Comisión permanente de Trabajo. La petición se aceptó como una iniciativa cuyo tratamiento se hará rápidamente.

Participaron los concejales Eduardo Rodríguez, Einar Iguerategui y Margarita Arregui (Eseverrismo), Germán Aramburu y Alicia Almada (Unidad Ciudadana), Marcelo Latorre (Frente Renovador), María José González, Celeste Arouxet, Fermín Ferreira (Cambiemos),y Juan Sánchez del Bloque de los Trabajadores. Por parte de la Multisectorial, el presente fue Claudio Molina, titular del gremio Smata.

Cada uno se expresó en el orden que marcaba su posición en la mesa y con esperados matices de análisis, se pusieron a disposición para contribuir con sus responsabilidades a la problemática presente y futura.

Con la salvedad de que la paritaria es una negociación de partes entre el Sindicato y el Ejecutivo, los concejales se mostraron agradecidos de haber sido honrados con la posibilidad de exponer y debatir en ese lugar.

Particularmente sentido fue el mensaje de Claudio Molina, dirigente de los mecánicos presente, quien se manifestó desde su condición de trabajador y en un sentido severamente crítico a la política del gobierno nacional.

Molina instó a mantenerse unidos porque, según dijo, “el año que viene será peor aun.”

Los trabajadores municipales presentes también se expresaron y en general, expusieron la complicación de la economía familiar con el comportamiento de los precios y la facturación de los servicios públicos. La carga de las quejas caía como piedras en la presencia de los concejales oficialistas. 

El final sin embargo, fue de satisfacción por la oportunidad de reunirse y acercar al Sindicato, al poder legislativo local a considerar la situación de los trabajadores municipales, como para esperar nuevos encuentros con aportes concretos de su trabajo específico.