CONCILIACIÓN OBLIGATORIA Y ESTADO DE ASAMBLEA PERMANENTE

El Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, a solicitud del Intendente de Olavarría, convocó a una conciliación obligatoria al Departamento Ejecutivo Municipal y al Sindicato de Trabajadores Municipales, cuya negociación sobre incremento de salarios se encuentra inconclusa.

Argumentando que las acciones gremiales, consistentes en asambleas en los lugares de trabajo, significan una causal para el planteo en sede ministerial, el gobierno forzó la llegada de la discusión paritaria a ese ámbito.

Manifestaciones públicas insistentes, que llegan incluso a denostar la presencia de trabajadores disfrazados de payasos, protestando durante el acto de celebración del Día de la Independencia y acusaciones infundadas a la gestión del Sindicato en el reclamo de aumento salarial por parte del gobierno municipal, han prtendido correr el foco de la atención pública del natural desenvolvimiento de la instancia de paritaria.

Así y todo, el Sindicato concurrió con sus asesores letrados y un grupo de delegados a la Delegación local del Ministerio, a encontrarse con los representantes del Municipio.

Antes, en la sesión del Honorable Concejo Deliberante, el ex Delegado del Ministerio y actual concejal, Juan Sánchez, objetó la convocatoria a conciliación, ya que no existe, manifestó, la causal de paro de las actividades para hacerlo.

En el cuerpo legislativo se criticó la intención política de llevar a los trabajadores a una instancia de mediación, la que fue calificada como procesalmente innovadora para la materia e ilegalmente “preventiva”.

Aun así, el gremio no rehusó la instancia, en la que expuso sus argumentos de objeción a la intervención ministerial en estas circunstancias y con la intención de propender al logro de la mejor negociación salarial para los trabajadores municipales.

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría se encuentra en estado de alerta y asamblea permanente, según lo decidido por una asamblea de afiliados, reunida días atrás.