EL PARO SE CUMPLIÓ EN LOS SERVICIOS MUNICIPALES

Cumplimos con la adhesión al paro general de actividades dispuesto por la CGT, realizando asambleas de reflexión y concientización en los lugares de trabajo, con los compañeros de distintos servicios.

Mucho tenemos que reconocer de la disposición de ellos a participar de estas asambleas, que nos permiten conversar y debatir sobre las consignas de la medida de fuerza, nuestras propias problemáticas en las relaciones laborales y la situación económica en general.

De movida, no pusimos a los trabajadores en la alternativa de la no concurrencia a sus tareas, por las razones que dimos a conocer respecto de la posibilidad de que les sea descontado el presentismo y el premio anual, lo que significaría una gran pérdida económica en salarios debajo del nivel de una canasta básica, por ejemplo. Con esa convicción, definimos la modalidad de asambleas en los sectores.

De hecho, no puede decirse que ha sido un paro total en el ámbito de la Municipalidad de Olavarría. Es que a nuestra flexibilidad para comprender las reales posibilidades de adhesión de los compañeros, se le contrapone en casos, una presión expresa de sus superiores jerárquicos o funcionales para que no se altere la prestación habitual de los servicios y en otros, es la libertad de acción de los trabajadores.

Ha sido una jornada histórica en el sentido de la participación y salvo algunas de esas intolerancias a una situación que nos ocupamos de anticipar, llevamos a cabo la acción gremial con total responsabilidad por el mantenimiento de los servicios sustanciales. La reconocemos por el éxito de su cometido. Felicitaciones compañeros!!!

Y ahora?

La necesidad de salarios dignos, se reclama implícita en nuestras expectativas de incremento que negociamos; paritarias libres para que ningún techo de índices irreales nos impida mantener la participación de la masa salarial en el presupuesto y que el bolsillo de los trabajadores no sea el que financie la obra pública del gobierno; vigencia del Convenio Colectivo de Trabajo para hacer valer la legitimidad y legalidad de su acuerdo, vapuleado hoy por retenciones indebidas de fondos por el Departamento Ejecutivo, con el fin de desfinanciar el programa de servicios del gremio a sus afiliados.

Todo, en el marco de una rectificación del rumbo macroeconómico que equilibre necesariamente variantes que impactan directamente en el poder adquisitivo del salario, para favorecer a sectores concentrados de la economía.

Sectores de la concentración, pero también de la especulación financiera y no del desarrollo, que provocan la necesidad de auxilios financieros permanentes e hipotecan el futuro de los argentinos.

Desde nuestras convicciones locales, con la pertenencia a la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses y en la Confederación de Trabajadores Municipales de la República Argentina, adherimos al paro impulsado por la Confederación General del Trabajo.